Adsorción de plasma

Durante este procedimiento, el plasma se separa primero de la sangre completa mediante filtración. El colesterol LDL y la Lp(a) se eliminan del plasma mediante un sistema regenerativo de dos columnas, las columnas LIPOSORBER® LA-15. Mientras una de las columnas purifica el plasma, la otra se lava y regenera para una plena capacidad de reducción de lípidos. Este proceso se puede repetir teóricamente de forma ininterrumpida durante todo el tratamiento. Una vez que el colesterol LDL y la Lp(a) se han reducido del plasma, este se vuelve a combinar con la sangre y se devuelve al paciente.

1. Acceso a la sangre
Por lo general se utilizan para el tratamiento las venas del brazo, de modo que la sangre se extrae de un brazo y se bombea a través del sistema LIPOSORBER® LA-15. La sangre se devuelve al paciente por el otro brazo.

2. Anticoagulación (adelgazamiento de la sangre)
La anticoagulación es necesaria para todos los tratamientos extracorpóreos de la sangre. Para evitar la coagulación sanguínea se utiliza heparina.

3. Eliminación de LDL y Lp(a)
Tras la anticoagulación de la sangre, esta entra en el sistema LIPOSORBER® LA-15. Todas las piezas que entran en contacto con la sangre del paciente están esterilizadas, se utilizan para un solo tratamiento y se eliminan una vez completado este. El primer paso del tratamiento es la separación del plasma de la sangre completa. A continuación, el plasma fluye a una de las dos columnas de adsorción de sulfato de dextrano, que elimina las LDL y las Lp(a).

4. Retorno de la sangre
Una vez eliminados el colesterol LDL y la Lp(a), el plasma se vuelve a combinar con demás componentes sanguíneos y se devuelve el paciente.

El procedimiento entero dura aproximadamente entre 2 y 3 horas.

El sistema de plasmaféresis de doble columna LIPOSORBER® LA-15 puede regenerarse para el uso repetido durante un mismo tratamiento. El tratamiento con LIPOSORBER® LA-15 requiere el uso de una máquina MA-03 como dispositivo de operación.

Diagrama de flujo: LIPOSORBER® LA-15